Rutina, maldita rutina…

Rutina, rutina…

18:00 – Sales del trabajo después de 9 malditas horas fuera de casa.

18:30 – Llegas a casa.

18:35 – No sabes en qué perder el tiempo.

18:36 – Te plantas en el sofá mientras te bebes una cerveza fresquita como si no hubiera mañana.

y sigue…

Realmente es difícil plantearse que uno está encasillado y que la rutina le absorbe, principalmente por el trabajo (o cualquier hábito que haga que todos los días sean iguales, sí, como Bill Murray en Atrapado en el tiempo). También es difícil escapar de esa rutina.

Hay varios indicadores que alertan que algo no va bien:

  • No hacer nada (o muy poco) deporte, combinado con un trabajo sedentario.
  • Decir: ¿correr? Bah, esto no es para mí! Esto es sólo para “profesionales”
  • Subir escaleras (sólo un piso) y sentir que necesitas Ventolín.
  • Fumar (de esto ya me quité hace 4 meses) / Beber alcohol.
  • Y finalmente… ver como la báscula llega a las tres cifras!

Así que, después de una larga temporada corriendo de forma esporádica, con sus más y sus menos, y de seguir llevando unos hábitos poco saludables, he decidido salir a correr asiduamente y no bajar de los 40Km semanales y combinar un buen entrenamiento de 6 meses para acabar la Marató.

Bueno, el objetivo YA está fijado 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s